Amigos enganchados:

dimecres, 13 d’abril de 2011

La mirada inocente.

La complicidad se asomaba a sus ojos, no dejarían escapar aquella oportunidad, pues la facilidad de llevarlo a cabo sería cuestión de segundos.

Clara miraba a ambos lados antes de dar la señal a Sebas.

Sebas esperaba, con las manos en alto, a la señal de Clara.

No venía nadie por el pasillo y los ruidos extraños se escuchaban aún detrás de la puerta.

Clara contó en voz baja hasta tres y alzó el dedo.

Sebas dio un fuerte empujón a la puerta y ésta se abrió de par en par.

Y su madre se giró de repente, buscando el final de la sábana para que pudieran taparse de la mirada de los niños.


P.D.: Como la semana anterior, es escribir por escribir; ¡pero no es el relato de la semana!

4 comentaris:

Esther ha dit...

¡Ja,ja! Me recuerda a un compi de mi colegio, que dice que un día pilló a sus padres en pleno ajetreo y el padre:

- Niño ¡lárgate de aquí!

Un saludito y encantada de conocer tu espacio. Lo de escribir todas las semanas, no sé... pero, como soy un poco mala, me gustó esta pequeña travesura xD

atenea ha dit...

jajajaja vaya con los niños...

Muy inspirado te veo estas semanas haciendo doblete y todo, y yo que siempre publico tarde... mándame algo de inspiración si te sobra, anda, que veo que vas sobrado ;)

Siempre es un placer pasar por aquí :) Ah! y mantenme informada sobre esa historia asturiana que andas preparando jeje

Besos!!

wannea ha dit...

se te da muy bien escribir por escribir xD y no, no quiero imaginarme la situación de tu relato que mi imaginación un domingo por la mañana esta muy sucia ;)

bessos!

Carlos ha dit...

In fraganti, subito, presto, bello sapore a microrrelato :)

Muy bueno, sí.

Un abrazo quillo