Amigos enganchados:

dijous, 2 de febrer de 2012

CC76 - Congoja. (parte 1)

No pienses que te voy a pedir perdón, porque no lo haré. No hice nada malo que afectara el transcurso de este, tu pequeño mundo de mentiras y engaños. Así que por favor, déjalo ya. Crece. Sé quien tengas que ser, pero hazlo de una vez. No puedo estar a expensas de tus miedos, aletargando mis propósitos, porque no seas capaz de hacerte valer como persona. No. Esta vez se acabó. Ahora vas a armarte de valor y saldrás a la calle, mirando a las personas que se crucen en tu camino a los ojos, enfrentándote a ellos, a sus miradas, a sus palabras… enfrentándote a ti, aparcando a un lado las sicóticas ideas que atormentan tus pensamientos, obscenos o no, escabrosos o no; pero que están ahí, metidos en tu cerebro débil y acongojado. Da el gran paso que traspasa la barrera del niño a la persona adulta que deberías conseguir ser. No. Claro. Cuando pisas la calle, el mundo se encoge a tu alrededor, comprimiéndose hasta empequeñecer los edificios que se encorvan hacia ti; el cielo se torna oscuro y tenebroso, descendiendo hasta el alcance de tus manos; los adoquines se rebelan a tu paso y te echan hacia atrás por un lado, hacia delante por el otro, dejándote embutido en un lóbrego agujero en el que tan sólo ves ojos que te miran, dedos que te señalan y sonrisas que se ríen al verte sufrir. Y crees que todo esto ocurre porque la humanidad se ha confabulado contra ti. Pobrecito… No acuses al insomnio. Sabes de sobras que no te acecha nadie escondido bajo la cama; que no hay ninguna sombra oscura que te mira con ojos infernales desde el fondo del armario; ya no hay hombres bajo las farolas con sacos de tela colgando del hombro. No puede ser que, pasado un año entero, sigas buscando mi ayuda como un vulgar caniche asustadizo. Dime una cosa, si tienes valor de hacerlo: ¿Seguro que continúas tomando la medicación?

11 comentaris:

Carlos ha dit...

Pienso que este fantástico manifiesto debería leerse con altavoces al estilo de los londinenses spikecorners, que despertase a una población demasiado atenazada, oprimida por la presión del futuro que la asusta, acurrucada en su preocupación por no salirse de la ruta y caer al precipicio de la marginación.
Ya no hay tios con sacos sino bancos con embargos, ya no hay sombras sino coberturas, ya no hay ojos infernales sino luces que atropellan, ya no hay nadie bajo la cama sino durmientes sobre la acera.
Las teclas sustituyeron a las pancartas, las yemas de los dedos a los gritos, las distancias a los lunes al sol. La medicación nos las inyectan diariamente en bombardeo constante.
Congoja es lo que reina sobre esta sociedad, por eso este relato es mucho mas que eso, es un grito de los de antaño, de los hacen falta, de los que hacen reaccionar.

Genial quillo! Menudo mitin he soltado :) pero para la boca seca nada como unos buenos culines \=/ \=/ Un abrazo y puxa esa cuenca minera!!

Sara ha dit...

Reprimenda, narración, literatura... Vaya cóctel más interesante que tenemos aquí. Un inicio prometedor, sin duda. No sé por qué me da la impresión de que, la semana que viene, vamos a descubrir que, efectivamente, no se tomaba la medicación ;)

Jan (Niobiña) ha dit...

Supongo que es un psicólogo quien le dice todo esto a su paciente, pero que mala persona es, ¿no? Voy a por la segunda parte y te comento el conjunto entero.

1001 petons.

Anònim ha dit...

Como muchos andan por la vida así, como el prota, y sin medicación que tomar.

Me gusto. A ver que sucede a continuación.

Un abrazo

www.utopiadesueños.com.es

Malena ha dit...

Esa pregunta final redondea perfectamente el texto. Me encantó, Hell.

Te he leído con algunos problemillas por ahí esta semana. Espero que estés mejor, y todo esté mejor.

Hell ha dit...

Gracias Malena. Lo mío está bastante mejor, ahora queda que la pareja se recupere de su fuerte estado gripal; y por la matriarca de la casa (mi abuela), ya veremos qué tal va la cosa, pues está ingresada desde hace días y la cosa no pinta muy bien...
Así que, sólo nos queda esperar, y que el paso del tiempo nos diga cuál es la mejor solución.
Nos vamos leyendo!
Un beso.

Hell.

atenea ha dit...

Mira qué tarde vengo a comentarte... es lo que tiene pasarme la semana de Oviedo a Avilés y viceversa corriendo de un lado a otro xDDD

Tiene buena pinta el principio de la historia (leeré la otra luego, si es que consigo publicar algo yo :S). A más de uno no le vendría mal el discursito seguramente jajaja

Espero que mejoren las cosas por ahí... \=/\=/ para empezar bien la semana ;)

Muuua!!!

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ ha dit...

Muy profundo para mi mente somnolienta, pero esto promete. Me leo de inmediato la continuación, porque la frase final deja muchas puertas abiertas...

Besotes.

Charlie P. Raven ha dit...

¡Me gustó el giro final! A leer la continuación!

Sara ha dit...

Leía tratando de descubrir quién era quien y la frase final me lo ha dejado bien claro, fantástico giro. Voy de cabeza a por el final con gran curiosidad por saber qué se te habrá ocurrido con el globo.

Un saludo!

María Sur ha dit...

Genial tu relato. Mientras lo leía costaba mantenerse sobre la superficie y no dejarse caer en ese inframundo de los miedos irreales y las inseguridades... Voy a seguir leyendo...